La senadora Silvina García Larraburu celebró la jornada histórica de asunción del Presidente Alberto Fernández y la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el desafío de todos para terminar con la grieta y poner a la Argentina de pie.
“Vivimos hoy una jornada histórica, Alberto ha dejado sentadas las bases de un nuevo país, debemos fortalecer la democracia y avanzar en la reconstrucción de la soberanía, el federalismo, la educación y la justicia social. No hay tiempo que perder, la urgencia nos llama a todos, los avergonzantes números de la indigencia y la pobreza que recibe esta nueva gestión implican la necesidad de tomar medidas sin dilaciones”, enfatizó.
Destacó el mensaje de unidad del flamante primer mandatario y señaló: “Todos estamos llamados a formar parte de la mesa común, unidos podremos afrontar los desafíos para poner a nuestra Argentina en la senda del crecimiento. La humildad de nuestro Presidente, su mensaje, sus gestos y serenidad son valores cruciales para afrontar este gran desafío que el pueblo estaba esperando”.
“Es emocionante que en la casa de la democracia se proclame el firme objetivo de privilegiar a los que menos tienen. Esto hace florecer la esperanza del pueblo argentino”, indicó.
Detalló: “Como dijo nuestro Presidente debemos ser conscientes de las profundas heridas que hoy padecemos, y que para comenzar a curar, requeriremos tiempo, sosiego y sobre todo mucha humanidad”.
“Hoy nos emocionó hasta las lágrimas el hermoso mensaje de Alberto Fernandez. El país necesita de una perspectiva de bien común para todos y cada uno de los argentinos y las argentinas. A partir de una mirada social y solidaria que nos hermane lograremos salir del hambre y la pobreza”, remarcó.
Expresó: “Me colma de alegría y esperanza las decisiones estratégicas que el Presidente  anunció en pos del desarrollo y el crecimiento. La Ciencia, la Tecnología, la Producción y las alianzas estratégicas a nivel internacional que nos permitirán transitar un camino de progreso hacia la reconstrucción de nuestra soberanía”.
Resaltó: “Desde mi banca en el Senado de la Nación acompañaré las políticas públicas anunciadas, y continuaré propiciando proyectos para el pueblo argentino y especialmente para los rionegrinos”.

“Nadie sobra y todas las miradas son necesarias, por eso la tolerancia y el respeto deben ser la guía que nos ilumine en este camino. Debemos reconstruir la casa común con un gran proyecto nacional enfocado en los más vulnerables, sin duda lograremos un país del que sentirnos orgullosos” concluyó.