La Senadora Silvina García Larraburu presentó un proyecto para que el Senado declare de interés las actividades a realizarse a fin de concretar la denominada Ruta Ceferiniana, sendero turístico-cultural que vincula a localidades de las Provincias de Río Negro, Neuquén, Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que fueron hitos en la vida del Beato Ceferino Namuncurá.

La parlamentaria resaltó: “De generación en generación, la figura de Ceferino Namuncurá se constituyó como referencia de devoción a través del tiempo, y con elocuente vigor no solo en las comunidades que habitan y circundan el espacio reconocido como cuna de su nacimiento: la localidad de Chimpay, en el Valle Medio del río Negro”.

“La propia historia de vida del Beato, de la mano de las características que asumió el plan evangelizador de la Congregación Salesiana hacia fines del Siglo XIX y que marcó a fuego su destino, delinearon una hoja de ruta que involucró a diferentes emplazamientos físicos, los que luego habrían de quedar circunstancialmente enlazados por el devenir de los hechos. Los sitios que atesoran el valor de haber sido testigos de su andar por la vida ocupan un lugar preponderante en el mapa trazado por la práctica de la fe ceferiniana”, remarcó.

“Es un conjunto de localidades que, comparten la particularidad de integrar fácticamente una senda dibujada por el Beato Ceferino Namuncurá en la trayectoria personal de su corta vida. Varias localidades de nuestro país y otras de nacionalidad italiana se encuentran invisiblemente enhebradas por este peregrinar mundano de Ceferino. Es la gran oportunidad de cimentar una propuesta innovadora sobre la base del camino trascendental que protagonizó uno de los más valiosos frutos que brindó la evangelización salesiana en la región patagónica: Ceferino Namuncurá”, finalizó la rionegrina.