La Comisión de Presupuesto del Senado de la Nación dictaminó la prórroga de la emergencia económica, productiva, financiera y social de la cadena frutícola del Alto Valle de Río Negro y Neuquén. La iniciativa ingresada recientemente por el Poder Ejecutivo fue trabajada junto al proyecto de ley de la Senadora Silvina García Larraburu, expediente S-1851/18, presentado el 4 de junio de 2018.

“La actividad frutícola de las provincias de Rio Negro y Neuquén se encuentra subsumida en una profunda crisis económica y productiva. Este escenario se agudiza si se tiene en cuenta la caída de la demanda internacional, el proceso inflacionario, la devaluación, la pérdida de rentabilidad del sector y el incremento desmedido de las tarifas”, remarcó.

Agregó: “Todo ello ha impactado de lleno en la estructura productiva y económica de la fruticultura, por ello considero fundamental ampliar los beneficios fiscales a los sectores afectados, ya que sólo para el sector privado la medida implica diferir el pago de más de 1.600 millones de pesos”.

“Esta emergencia se traduce en una forma de paliar las consecuencias de la crisis; significa un gran alivio para los productores respecto a sus pasivos impositivos y suspende la iniciación de juicios de ejecución fiscal, planes y prórrogas de pagos”, concluyó.