“La ciencia vuelve a ser política de Estado en la Argentina y por primera vez en nuestra historia tenemos una ley específica que nos permitirá generar previsibilidad y asegurar el crecimiento del sector”, sostuvo la Senadora Silvina García Larraburu y recordó que junto a Silvia Sapag presentaron el año pasado un proyecto con el mismo espíritu “el consenso que alcanzamos manifiesta que con la irrupción de este nuevo escenario de Pandemia, todas y todos entendimos la importancia de la soberanía científica y tecnológica”. 

La Senadora repasó los logros de la comunidad científica en los últimos meses y resaltó la inversión de 600 millones de pesos en la Unidad COVID-19. “Ahora vamos por más: buscamos incrementar la infraestructura y equipamiento que potencia las actividades de investigación, desarrollo e innovación, promover la formación de nuestros profesionales y técnicos, establecer mecanismos que garanticen una mejora y equidad en sus remuneraciones y generar vocaciones científicas.” Indicó. 

Con ese propósito la Ley estipula la mejora progresiva y continua de la inversión en Ciencia y Tecnología del 0.28% del PBI actual al 1% para el año 2032. También garantiza que el presupuesto anual nunca podrá ser inferior a la ejecución presupuestaria del año anterior. García Larraburu recordó que durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner la ciencia alcanzó un máximo histórico del 0.35% del PBI y la gestión de Cambiemos lo redujo al 0.23%. “Con la Ley establecemos criterios que trascienden a los gobiernos de turno, a fin de no volver a repetir la desidia y desinversión que padecimos en el neoliberalismo”, argumentó. 

La Senadora ponderó la visión federal de la Ley con el propósito de “reducir las asimetrías existentes entre las diferentes regiones” y la incorporación de la perspectiva de género. También indicó que el desafío es diversificar la matriz productiva, generar empleos de calidad, y reforzar la articulación con el sector privado. 

“Queremos establecer las bases de un modelo sustentado en el conocimiento soberano, que garantice el bienestar de las argentinas y argentinos”, concluyó.