“Debemos terminar con el ciclo negativo por el cual los poderosos fugan; y los pobres pagan”, señaló la Senadora Silvina García Larraburu en referencia al proyecto que crea el Fondo para la cancelación de la deuda con el FMI. 

La senadora sostuvo “La deuda ilegítima que contrajo el gobierno de Mauricio Macri es una amenaza permanente a nuestra soberanía económica; y su pago -aún con el refinanciamiento efectuado- implica destinar al FMI los recursos que el país necesita para incrementar la capacidad productiva; y mejorar la calidad de vida de la población. Por este motivo, estamos ante un proyecto de equidad distributiva que plantea ir a buscar los recursos entres quienes tienen activos no declarados, fuera del país. Es decir; a quienes enriqueciendose en la Argentina, evadieron y fugaron el dinero”. 

Indicó que según las estadísticas oficiales “hay más de 400 mil millones de dólares de argentinos, argentinas y fundamentalmente empresas en el exterior y/o fuera del sistema financiero: Un PBI entero. Somos el tercer país con mayor cantidad de beneficiarios por estas operaciones. Por este motivo, estamos ante un proyecto de Ley que discute los problemas estructurales del país: La deuda, porque creamos un fondo para cancelar la espada de Damocles que nos dejó Macri. Y la evasión y la fuga; porque somos un país que genera riqueza, gracias al esfuerzo del conjunto de la sociedad, pero unos cuantos vivos usan todo tipo de artimañas para sacarla del país; en lugar de invertirla y generar más valor agregado y empleo”. 

Al finalizar, argumentó que “tenemos que hacer de esta Ley una causa popular. Porque implica un enorme acto de equidad distributiva; porque lo socialmente justo es que el pueblo no pague una deuda que no contrajo;  y porque empodera a las instituciones de nuestra democracia, frente a los poderes fácticos”.