La senadora Silvina García Larraburu presentó un proyecto de Ley para establecer como política pública en educación, el acceso a internet gratuito en los dominios “.Edu” y “.Gob”. Más allá de la emergencia sanitaria coyuntural, debemos asegurar el derecho a la educación en su modalidad virtual como así también el acceso gratuito a las páginas del gobierno nacional estableciendo que las empresas prestadoras de telefonía móvil brinden de manera gratuita la entrada a las páginas webs, que tengan dominios: “.edu”, “.edu.ar”, “.gob” y “.gob.ar”.

“Esto trasciende la emergencia sanitaria. Argentina desde 1884, con la sanción de la Ley 1420, garantiza la educación laica, gratuita y obligatoria, para todos y todas. Fuimos pioneros en América Latina y volvimos a serlo con la reforma universitaria de 1918. En ese año el país termina de romper el sistema de dominación oligárquico y se inserta en uno democrático (a menos como horizonte y valor societal, por más interrupción militar que lo golpeara). Fueron nuestros universitarios los que inspirados en las vanguardias intelectuales de 1810, hicieron lo propio y consiguieron la autonomía universitaria. Luego, en 1949 con Perón llegó la gratuidad del sistema superior y el país hizo efectivo el derecho a la educación universitaria. Las casas de estudio se llenaron de pueblo; de ese pueblo que en los 60-70 crearon las cátedras nacionales. Y la línea del tiempo llegó hasta el gobierno de Néstor Kirchner, con la sanción de la Ley Nacional de Educación que amplió la obligatoriedad en la secundaria. La ley de 2006, más programas como la AUH, Progresar, o la entrega de Netbooks del Conectar Igualdad, fueron el marco de posibilidad para que cientos de miles de chicos y chicas de la Patria profunda pudieran hacer efectivo su derecho. Hoy, resulta imprescindible asegurar el libre acceso a internet para poder complir con el deber que la propia Constitución le impone al Estado Nacional: garantizar la educación laica, gratuita, obligatoria del nivel inicial al secundario y promover el libre y gratuito acceso a la superior”, argumentó García Larraburu.

Subrayó: “Esta Ley no solo viene a permitir que el Estado pueda cumplir con los marcos normativos educativos preexistentes”, indicó la senadora y agregó: “Además, sumamos el libre acceso a los portales gubernamentales (de todos los poderes del estado, nacionales, provinciales, municipales) para que se cumpla otro derecho adquirido: el derecho a la información. También buscamos asegurar que cada argentino y argentina tenga el recurso (conectividad) para hacer las gestiones y completar los diversos formularios para solicitar su incorporación a la batería de programas que ofrece Nación”.

“Estamos convencidos que la sanción de esta normativa es una conquista más de los derechos de 4° generación para nuestra gente”, finalizó la Senadora.