La senadora Silvina García Larraburu se comunicó con la Ministra de Educación de la provincia de Río Negro y solicitó se evalúen acciones locales en materia económica e impositiva, a fin de morigerar el impacto que sufrieron los jardines maternales en el marco de la cuarentena.
“La falta de ingresos torna imposible para las instituciones afrontar una estructura de pagos de manera ordinaria, especialmente salarios de docentes, auxiliares y personal de mantenimiento y maestranza. Requieren que se implementen ayudas econoìmicas para asegurar su subsistencia”, detalló la parlamentaria.
Agregó: “La situación es muy grave, muchos jardines se encuentran al borde de la quiebra. Desde el Ministro de Educación de la Nación, por su parte,  informaron que  las sociedades constituidas y los trabajadores registrados podrán acceder a las medidas que el gobierno continúe implementando, ya sean créditos, salarios complementarios u otros”.

“Los jardines cumplen una funcioìn esencial en nuestra sociedad, por esto debemos trabajar articuladamente a fin de garantizar apoyo tanto en lo local como a nivel nacional”, concluyó.