La Senadora Nacional Silvina García Larraburu se comunicó con el Presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, con el fin de solicitar que se arbitren los medios necesarios para la postergación de la fecha de vencimiento de las tarjetas de crédito, las cuales son variables para cada Banco según el período de consumo.
Argumentó: “La nueva realidad impuesta por la pandemia del COVID-19 y sus efectos desde lo económico por la falta de actividad comercial, productiva y de servicios, hace que muchas  personas, principalmente los que se encuentran bajo relación de dependencia, estén cobrando sus haberes u honorarios con retrasos, lo que lleva a pagar con moras e interés lo adeudado por los consumos en las tarjetas de crédito”.

“Una alternativa para llevar alivio a los ciudadanos endeudados con sus tarjetas de crédito, es establecer que el vencimiento de esta obligación se fije a partir del día 10 de cada mes como medida excepcional hasta el 31 de diciembre del 2020. De esta manera se puede atender la situación de emergencia y no perjudicar a los consumidores”, finalizó.