La Senadora Silvina García Larraburu se refirió al conflicto en Villa Mascardi e indicó que se encuentra en permanente comunicación con las autoridades nacionales, provinciales y locales. “Estamos ante una situación muy delicada que requiere el abordaje conjunto de los diferentes niveles de gobierno. Somos conscientes que el problema social es complejo y deben contemplarse sus diferentes aristas con el objeto de llegar a una resolución pacífica”.   

“Considero que las reivindicaciones de nuestros pueblos indígenas son legítimas cuando no se desarrollan haciendo uso de la violencia. Siempre creí importante avanzar en la integración cultural, lingüística y socioeconómica de las comunidades. La cosmovisión originaria es muy rica en saberes y sus enseñanzas nos invitan a mantener una mayor armonía con el ambiente. Por otro lado, la problemática habitacional es una realidad que trasciende el conflicto en Villa Mascardi. El Gobierno Nacional está avanzando en este sentido con el relanzamiento del PROCREAR, pero debemos seguir redoblando los esfuerzos en la materia”, argumentó.   

Sostuvo: “El pueblo mapuche es pacífico, pero algunas organizaciones están promoviendo la desestabilización por medio de acciones violentas que nos preocupan como sociedad. No podemos permitir, bajo ningún punto de vista, que este sea el medio por el cual se diriman las controversias en la Argentina”.   

“Es fundamental que se continúe impulsando una mesa multisectorial que resuelva el problema de fondo. Mientras tanto, ante cualquier uso de la violencia, se debe primar el diálogo y utilizar las herramientas de seguridad y los mecanismos legales para denunciar y evitar estos hechos lamentables que nos hieren como sociedad”, concluyó.