En el marco del Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas, conmemorado cada 14 de febrero, la Senadora Silvina García Larraburu expresó la necesidad de sancionar las leyes que garantizan el derecho a la salud y el pleno goce de los derechos humanos para quienes sufren estas enfermedades, expediente S-3182/17, y el expediente S-4942/17, destinado a la difusión y concientización sobre la necesidad de efectuar controles oportunos y frecuentes.

 

“Las cardiopatías congénitas son la principal causa de muerte en el primer año de vida de las personas y, si bien algunos casos se curan, las secuelas que dejan necesitan de un seguimiento cuidadoso a lo largo de los años con tratamientos específicos”, detalló García Larraburu.

 

Agregó que “aún no se ha logrado reducir la alta incidencia de las cardiopatías en la tasa de mortalidad infantil. Urge desarrollar tareas de prevención con el objeto de anticipar estas patologías, informando y facilitando los tratamientos a los pacientes”.

 

Recordó que hay un colectivo de familiares de quienes padecen estas enfermedades que se han unido a la solicitud para que se aprueben estas leyes. “Se trata de personas muy luchadoras, que buscan llevar sus historias a todos los rincones del país y ser puentes para seguir construyendo vidas más plenas”, finalizó.

Zona de los archivos adjuntos