La Senadora Silvina García Larraburu, repudió la decisión de reestructurar las asignaciones familiares anunciada por el Poder Ejecutivo de la Nación,a través del decreto 702/2018 recientemente publicado en el Boletín Oficial, y solicitó su nulidad absoluta.

Hasta ahora, el monto general de las asignaciones familiares era de $1.578 para los trabajadores en relación de dependencia con salarios más bajos, yascendía a entre $3.155 y $3.407 para los registrados en la zona Austral, así como también en los departamentos de Catamarca, Jujuy y Salta, entre otros.

La rionegrina señaló: “Sostener que el adicional por zona no tiene criterio, como fuera expresado por miembros del gabinete oficialista, no solo es completamente falso sino que desconoce el mayor costo de vida, las distancias y las inclemencias climáticas que afectan a varias provincias de nuestro país, en especial a las patagónicas”.

“Se argumenta que la eliminación de los extras a las zonas diferenciales es para -ordenar el sistema y darle sustentabilidad-; deseo saber, ¿a qué se refieren con ordenar el sistema? Los derechos adquiridos por los habitantes de las zonas afectadas, son una política de Estado sustentada en la igualdad ante la ley de nuestra Constitución Nacional, y que además procura el sostenimiento y la supervivencia en las regiones más vapuleadas por las desavenencias económicas de los últimos tiempos”, destacó.

Finalizó “Estamos ante un nuevo ajuste en el gasto social, mecanismo constante que afecta a los más vulnerables en este sistema perverso donde la ecuación económica nunca cierra, pero ahorca”.