La Senadora Silvina García Larraburu presentó un pedido de informes sobre los motivos y fundamentos del ajuste presupuestario al Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios para el ejercicio económico 2018, que representa la mitad de la recaudación estimada por la Superintendencia de Seguros de la Nación.

“El recorte del 40% implica una pérdida de 600 millones de pesos, que atentan no sólo contra la prestigiosa institución sino contra la seguridad de toda la comunidad”; advirtió la Senadora.

Asimismo detalló que existe un antecedente judicial de fecha del año 2014, cuyo fallo establece la prohibición de disminuir las asignaciones destinadas al Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios, basándose en el Artículo Nº11 de la ley N°25.054.

Finalizó: “Dada la preocupante situación, en reunión plenaria el Consejo Federal de Bomberos Voluntarios junto a más de 20 agrupaciones bomberiles expresaron su oposición a la posibilidad de un recorte presupuestario que afectaría notoriamente la presentación del servicio en todo el territorio nacional”.