La Senadora Silvina García Larraburu lamentó la demora en la sanción de la ley de alquileres de su autoría, cuyo expediente es el S-894/16 y advirtió que “hace dos años se está dilatando una norma que resulta fundamental para más de 6,5 millones de familias inquilinas”.
El proyecto obtuvo media sanción unánime del Senado de la Nación el 23 de noviembre de 2016 y fue trabajado y consensuado con inquilinos de todo el país. “Lamentablemente si en la próxima semana no se trata, la iniciativa perderá estado parlamentario. Necesitamos que esta norma sea ley para paliar las consecuencias de la crisis económica en el bolsillo de los trabajadores inquilinos”, remarcó.
Los alquileres han aumentado por encima de los índices de inflación y han duplicando los aumentos de salarios. Según las estadísticas del Gobierno de la Ciudad, el aumento superó un 35% en Capital Federal. Este dato hace referencia únicamente al pago del alquiler, excluyendo expensas, impuestos y servicios. Si se le suman todos esos gastos, un inquilino destina entre el 60 y el 70% de sus ingresos en mantener su vivienda alquilada.
“Es urgente mejorar la calidad de vida de las familias inquilinas y brindar acceso a la vivienda, sobre todo en momentos de crisis como el que estamos atravesando en la Argentina”, señaló, recordando que el gran reclamo entre los inquilinos es el aumento constante de los alquileres.
Finalizó: “Aprobar esta iniciativa significa poner sobre la mesa la realidad económica y, por sobre todas las cosas, avanzar hacia un entorno de legalidad y seguridad jurídica para propietarios e inquilinos”.