La Senadora Silvina García Larraburu presentó un proyecto de comunicación y solicitó al Ejecutivo Nacional que efectúe una rendición de cuentas ante el Congreso de la Nación sobre los propósitos de los créditos tomados, finalidades concretas y criterios de evaluación adoptados.

«Luego de las elecciones, se publicaron en el Boletín Oficial una serie de decretos (algunos de Necesidad y Urgencia), que aprueban préstamos contraídos con organismos internacionales.  Hasta el momento se han sucedido 16 decretos y los montos del nuevo endeudamiento suman varios miles de millones de dólares», advirtió.

Continuó: «Las finalidades expresadas para algunos de los préstamos parecen razonables y hasta justificables, pero en otros casos requieren un mayor detalle, ya que las formulaciones son muy genéricas y ambiguas y los registros oficiales no brindan datos».

«Se trata de un tema preocupante porque ocurre a pocos días del cambio de autoridades y se desconoce si se ha analizado su impacto en la sostenibilidad del total de la deuda externa de la Nación o si se ha hecho una evaluación de prioridades y urgencias», señaló.

Finalizó «resulta muy grave que no se hayan consultado decisiones tan sensibles para el futuro de la Argentina a las nuevas autoridades que asumirán en apenas unas semanas».