Las mujeres hemos decidido organizarnos y luchar juntas por el respeto y equidad. Las demandas son infinitas y trasversales a los distintos partidos políticos, todas exigimos misma remuneración por igual tarea, plena libertad e independencia económica.

Pedimos una verdadera conquista de la equidad. Queremos hacer efectivo el derecho a estudiar, trabajar, expresar un pensamiento crítico o simplemente tener vida social.

No naturalizaremos nunca la muerte de mujeres en manos de hombres violentos. La violencia sexista es una problemática que nos atraviesa, el rol del Estado es fundamental. Exigimos al Gobierno Nacional que destine los presupuestos necesarios para paliar la problemática existente y que cese con los recortes de las partidas destinadas a combatir este gran flagelo.

Somos como país pioneros en un gran número de leyes de equidad de género. Resulta crucial sostener la labor tendiente a una sociedad más justa. Unidas somos imbatibles. Continuemos en el camino de la conquista de la igualdad.

Senadora Silvina García Larraburu